Decálogo para la salud ocular

Consejos de la Clínica Iradier para cuidar tus ojos en verano

Cuidar tus ojos en verano

1. Dieta Mediterránea

Siempre y más aún en verano, una adecuada dieta mediterránea rica en ensaladas, frutas y verduras y un suplemento extra de vitaminas A, E y C (antioxidantes) y luteína pueden ayudar a prevenir el envejecimiento de nuestros ojos (cataratas y degeneración macular).


2. Gafas de sol homologadas

Durante las vacaciones, protege tus ojos con gafas de sol homologadas con filtro de rayos UVA (ultravioleta), sobre todo en el mar y en la montaña, y evita comprar aquellas que no tengan la garantía de los establecimientos acreditados.


3. Gafas protectoras

Al practicar la natación no olvides utilizar gafas protectoras para evitar el contacto directo del agua en tus ojos, sobre todo en las piscinas (fuertemente cloradas) aunque tambien es muy recomendable usarlas en el mar.


4. Lágrimas artificiales

Durante la época de mas calor cuando trabajes con el ordenador en ambientes de gran refrigeración por aire acondicionado, recuerda cerrar los ojos unos minutos cada hora de trabajo para descansarlos, y si notas sequedad en ellos, utiliza lágrimas artificiales, de farmacia, sin conservantes.


5. Si usas lentes de contacto...

Si usas lentes de contacto deberás tener especial cuidado en no dejarlos expuestos, en su estuche, al sol o al calor, pues a pesar de la solución detergente pueden darse las circunstancias para que se contaminen, llegando a desarrollarse infecciones corneales que el algunos casos pueden ser muy graves.


6. Reducir los párpados hinchados

Si has trasnochado y fumado en exceso, para relajar tu mirada y reducir los párpados hinchados de la mañana, unas compresas de té frío durante unos 20 minutos te harán sentir mejor.


7. Higiene diaria de los párpados con productos específicos

En estos días de mayor exposición al aire y al sol, la higiene diaria de los párpados con productos específicos que encontrarás en farmacias, es muy recomendable para disminuir el exceso de secreciones grasas y mejorar las irritaciones y alergias.


8. Gafas de protección en prácticas deportivas

Cuidado con practicar los deportes en los que se usan pelotas o bolas (tenis, golf…) sin unas adecuadas gafas de protección que encontrará en ópticas o establecimientos de material deportivo. Con su uso podrían evitarse traumatismos muy graves que se ocasionan en estas actividades.


9. Visita anual al oftalmólogo

Acude una vez al año al oftalmólogo, sobre todo si tienes antecedentes familiares de enfermedades oculares o si notas molestias en los ojos o tienes enrojecimiento y secreciones.


10. Revisión después del verano

A la vuelta del verano puede ser la mejor época para una revisión que te deje tranquilo para la nueva temporada y si vives en una parte del mundo donde el verano aún tardará en llegar, recuerda estos consejos en su momento.