EL MUNDO, DIARIO DE LA TARDE, 29 de octubre de 2001