EUROPA PRESS SALUD, 17 de octubre de 2001



Un grupo de expertos desarrolla y gestiona desde hace un año y medio un 'Plan Digital de Salud Ocular' que incluye, entre otros, un servicio de consulta gratuita 'on line' sobre todo tipo de problemas relacionados con la visión.

La iniciativa partió en España de la doctora María Teresa Iradier Urrutia, que junto a un grupo de colaboradores y expertos españoles y extranjeros, quiso ofrecer un servicio "que calme las angustias de quienes están preocupados por su salud ocular, aquellos que no pueden desplazarse hasta un centro médico o pagar sus servicios o, simplemente quieren aclarar dudas" ante cualquier síntoma preocupante, explicó en declaraciones a Europa Press.

A través de la 'Consulta Oftalmológica On line' ya se han contestado a más de 6.000 consultas realizadas por los cerca de 50.000 internautas que han visitado el web. Según los datos de Iradier, el 60 por ciento de estas consultas proceden de países iberoamericanos, "en los que la sanidad social en muchos casos no llega a cubrir todas las prestaciones y la privada resulta inalcanzable para gran parte de la población", frente al 35 por ciento de internautas españoles y el cinco por ciento restante de otros países.

El sitio acoge también otras secciones como el 'Plan de Telemedicina', o los apartados de 'Opinión' y 'Buzón de Solidaridad', en los que se reciben y difunden las aportaciones de diferentes personalidades relacionadas con el proyecto. Asimismo, el apartado de'Consejos de Salud Ocular' transmite a los internautas, de forma genérica y sin tecnicismos, recomendaciones de cara a cualquier lesión o urgencia ocular, añadió la doctora.

Por otra parte, la doctora explicó que se encuentra en contacto con oftalmólogos de otros países para lograr "hacer una red de solidaridad a través de Internet" en este sector y "conseguir que sea más útil todavía este trabajo".

Asimismo, apuntó como proyecto a largo plazo la posibilidad de desarrollar un servicio de docencia a través de Internet que permita "grabar y retransmitir en vídeo dentro de la página web operaciones para que colegas de otros países que no se puedan desplazar a los congresos, por ejemplo, y no conozcan una técnica quirúrgica, puedan aprenderla a través de Internet". El problema es que hacer docencia en vivo a través de Internet "es un poco costoso, tanto a nivel monetario como en tiempo", lamentó.