Diario Médico, 9 de julio de 2008

La técnica de 'cross-linking' ha revolucionado la cirugía ocular

Los pacientes con queratocono ya pueden frenar la evolución de la enfermedad y recuperar la visión sin necesidad de someterse a un trasplante de córnea. Todo gracias a la técnica de cross-linking, uno de los avances presentados en el último congreso de la Secoir.

Ana Callejo Mora 09/06/2008


"La evolución tecnológica que se ha producido en el campo de la oftalmología ha permitido que aumente la seguridad de un tipo de cirugía donde el paciente exige el mínimo de riesgos posibles.

Sobre todo, teniendo en cuenta que no suele ser una intervención absolutamente necesaria", ha comentado a Diario Médico José Belmonte, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Ocular Implanto-Refractiva (Secoir), con motivo de su XXIII congreso.

El concepto de la cirugía de la catarata ha cambiado. Alfonso Arias, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Fundación Alcorcón (Madrid), ha señalado que "el objetivo ahora es que el abordaje quirúrgico sea cada vez menor y la recuperación más rápida. El desarrollo tecnológico de las lentes sumado al avance de los equipos da como resultado una eficacia alta y una seguirdad elevada. Las nuevas lentes intraoculares con una óptica esférica corrigen el astigmatismo, y las lentes multifocales permiten que el paciente obtenga una buena visión de lejos y de cerca tras la cirugía de cataratas.

En esta reunión, la segunda en número de asistentes después de la que organiza la Sociedad Española de Oftalmología, se ha expuesto el tratamiento del queratocono con anillos intracorneales y la técnica de cross-linking, que ha supuesto una revolución en la cirugía oftalmológica de los últimos años. Los pacientes que presentan esta patología corneal tienen ya la posibilidad no sólo de parar la evolución de su enfermedad, sino de recuperar la visión sin necesidad de someterse a un trasplante de córnea.

Carlos Palomino, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Quirón, de Madrid, ha repasado las aplicaciones de cross-linking tras calificarla como el resultado de los estudios de modelos biomecánicos corneales. "Una indicación es el queratocono y la otra las ectasias corneales que se producen como complicaciones".

Tras retirar las células superficiales de la córnea, se instila riboflavina en gotas. La aplicación de una luz ultravioleta durante 30 minutos degrada la riboflavina y genera nuevos enlaces entre las fibras colágenas que confieren rigidez a la córnea. Sin embargo, Belmonte ha puntualizado que el cross-linking es una técnica muy reciente que aún está en desarrollo.

Según ha explicado Maite Iradier, cirujana del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Clínico San Carlos, de Madrid, y directora de la Clínica Oftalmológica Iradier, "la cirugía de cataratas mínimamente invasiva, realizada a través de incisiones de menos de 2 milímetros (lo que era casi imposible de imaginar hace unos años cuando no se bajaba de 3 milímetros), es una de las mayores mejoras para los pacientes, ya que ganan en seguridad y les permite una recuperación casi inmediata".

Por otra parte, Palomino ha presentado una monografía sobre cirugía combinada en procesos facorrefractivos: "Con un procedimiento podemos planificar secuencialmente cirugías para llegar a un mejor resultado refractivo para el paciente".

Nueva junta

La Secoir inició su andadura hace más de 25 años y poco a poco ha ido adquiriendo entidad. Coincidiendo con esta reunión se ha renovado la junta directiva. El nuevo presidente, que ocupará el cargo hasta el año 2012, es José Ángel Cristóbal Bescós, del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, de Zaragoza. Belmonte, que continuará en la junta como presidente honorario, ha afirmado que ha tenido el privilegio de contar con profesionales que, "además de convertirse en amigos, me han apoyado".

El ex presidente de la Secoir ha destacado que durante los años de su mandato se han establecido relaciones activas con la oftalmología hispanoamericana a través de la colaboración con la Asociación Latinoamericana de Cirujanos de Córnea, Catarata y Segmento Anterior.

Corrección de defectos de refracción

En la imagen aparece un láser de femtosegundo, que se desarrolló por primera vez con el nombre comercial Intralase y mejora sustancialmente los resultados de la cirugía refractiva. Con esta tecnología se puede corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

La precisión de este láser, unida a la exactitud de los resultados que proporcionan los láseres excímer, como el Visx, ha proporcionado unos altos estándares a los cirujanos refractivos en la actualidad.