Tratamiento del glaucoma

¿Qué es el glaucoma?

Esta técnica se realiza en nuestra Unidad de Glaucoma.

Solicitar consulta
En el glaucoma, la presión intraocular es excesiva y el nervio óptico sufre daños

Glaucoma
Imagen de nervio óptico normal en retinografía

El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico en la que el aumento de la presión intraocular produce pérdida de visión.

El aumento de presión intraocular se origina por un desequilibrio entre la cantidad de humor acuoso que se forma y el que se elimina. Los glaucomas más frecuentes son el de ángulo abierto y el de ángulo cerrado.

¿Por qué se produce el glaucoma?

Hay muchos factores que pueden causarlo. En el tipo de glaucoma más frecuente, el glaucoma crónico simple o de ángulo abierto, la edad es el principal factor de riesgo, y hay factores hereditarios asociados.

Se recomienda pasar una revisión oftalmológica anual a partir de los 40 años, o antes y con mayor frecuencia en el caso de antecedentes familiares de glaucoma.

¿Cómo se diagnostica el glaucoma?

En la mayoría de los casos, el paciente no se da cuenta hasta muy avanzada la dolencia por tratarse de un proceso lento y progresivo.

Es muy importante el diagnóstico precoz que se realiza a través de un detallado estudio del nervio óptico mediante la campimetría y el análisis con retinografía y tomografía de coherencia óptica, además de la toma de la presión intraocular.

Estas pruebas son indoloras y sin efectos secundarios, y permiten hacer un diagnóstico de la enfermedad en tan sólo unos minutos.

¿Cómo se trata el glaucoma?

Para controlar la presión ocular, dependiendo de la fase de la enfermedad, se opta por tratamientos como el uso de colirios hipotensores oculares o la utilización del láser (iridoplastia, iridotomía o trabeculoplastia).

En estadios más avanzados se utilizan técnicas quirúrgicas como la trabeculectomía o los implantes de válvulas.